Con Carrero, ninguna broma

Estamos locos…

La mirada del mendigo

Iba a escribir de otras cosas más amables, pero la condena a una estudiante por difundir un chiste sobre el Carrero Blanco me ha hecho cambiar de opinión. Si definimos como terrorismo el ejercicio de la violencia con finalidades políticos, podemos considerar que esta ofensiva judicial (que es respaldada y ejecutada con la violencia potencial y coactiva de miles de uniformados armados) se podría ajustar a la definición, pues su objetivo es la creación de un clima de terror entre la población, que por motivos nimios como contar un chiste en una red social o representar una obra de guiñol (¿o escribir sus opiniones en un blog?), pueden acabar sufriendo una pesadilla judicial en un tribunal de excepción. Los objetivos evidentes de esta campaña represora, que se suma a la Ley Mordaza, es crear un estado de psicosis en la población que desincentive la participación activa en la vida política…

Ver la entrada original 1.126 palabras más

Anuncios

Los comentarios están cerrados.