Un buen ejemplo de postmodernismo

Corrección política, la justa…

La mirada del mendigo

Jaime Mayor Oreja: “El franquismo fue una época de extraordinaria placidez“.

Desde el punto de vista de la teoría de la irracionalidad que se dice postmodernismo, el antiguo Ministro del Interior de Aznar estaba en lo cierto. Es su verdad, es decir, es la percepción que tuvo él y su entorno, su clase, de esa etapa histórica. Los paseados, los campos de trabajo, las torturas en comisaría, las golpizas de los grises… todo eso no afectaba al joven Jaimito y, por lo tanto, no lograba impresionar su memoria. Igual que el destino de los deportados a los campos de exterminio no incumbía a los buenos alemanes y, por lo tanto, no inquietaba porque ojos que no ven, corazón que no siente.

Antes se decía que lo que no sale en televisión, no existe. Ahora hemos restringido el dominio de lo real aún más. Lo real es aquello…

Ver la entrada original 1.887 palabras más

Anuncios

Los comentarios están cerrados.